jueves, 2 de octubre de 2014

EL BARQUISIMETO DEL COJO ILUSTRADO

IGLESIA LA PAZ. LA EDIFICACION A LA IZQUIERDA ES EL COLEGIO SAN AGUSTIN ( EL COJO ILUSTRADO 1893)
 LA REVISTA "EL COJO ILUSTRADO"

Su nombre proviene de uno de los fundadores de la publicación, Manuel María Echezuría, quien era cojo y no daba mayor importancia a su defecto físico, lo usó para dar nombre a sus obras, entre ellas la mencionada revista. Su primer número fue publicado el 1 de enero de 1892 y el último en fecha 1 de abril de 1915.
La revista fue una de las primeras que se instalaron en Venezuela con taller de fotograbado mecánico. Se ha dicho que el apodo de “Ilustrado” se refería a las magníficas y abundantes ilustraciones que adornaban la publicación. a revista comenzó a publicarse un día después de la desaparición, en diciembre de 1891, de la revista El Zulia Ilustrado, conocida revista mensual de Maracaibo, pionera en imágenes en Venezuela, dirigida por Eduardo López Rivas. El Zulia ilustrado se publicó entre 1888 y 1891 en la Imprenta Americana de Maracaibo.
Existía mucha semejanza entre las dos revistas, en El Cojo, se encontraron algunos de los habituales colaboradores de la publicación El Zulia Ilustrado. El Cojo puso sus recursos en un temario de carácter nacional e internacional, mientras que El Zulia ilustrado fue una revista dedicada a difundir el Estado Zulia en Venezuela y en el exterior.
El Cojo Ilustrado contaba con más de 3.000 suscriptores en Venezuela y otros países. Su abono mensual costaba 4 bolívares y el número suelto, 2 bolívares. Tenía un formato de 16 páginas a 3 columnas de 32 x 23 centímetros.
Su temario nunca fue contrario a ningún tipo de gobierno existente, manteniendo una línea fundamentalmente cultural. Poseía una sección biográfica y enciclopédica y resaltaba a través de sus fotografías la Venezuela del siglo XIX y comienzos del XX. En sus páginas se podían encontrar gran cantidad de fotograbados, fotografías, partituras musicales, manuscritos, poesías y publicidad al final de cada ejemplar. (TOMADO DE WIKIPEDIA)
IGLESIA LA CONCEPCION, NOTESE LAS GRADAS EN LA ENTRADA  SUR-OESTE DE LA AHORA PLAZA BOLIVAR ( EL COJO ILUSTRADO 1893)


CUARTEL. NO SE SI ES EL JACINTO LARA EN CONSTRUCION O ANTES DEE SER REMODELADO.( EL COJO ILUSTRADO 1893)

CUARTEL DE POLICIA. UBICACION DESCONOCIDA ( EL COJO ILUSTRADO 1893)

miércoles, 27 de agosto de 2014

IGLESIA SAN JOSE VARIOS AÑOS (II)

EL TEMPLO SAN JOSE A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX. AUN SIN LAS TORRES Y A MEDIO CONSTRUIR

La ocasión la brinda la casi terminación del templo de San José de Barquisimeto, ciudad del interior central de Venezuela. Construido durante 25 años con el tesón del P. Alvarado y la generosidad del pueblo barquisimetano, el anciano obispo de la ciudad, Mons. Águedo Felipe Alvarado, resuelve entregárselo a una comunidad religiosa. Se lo ofrece a los capuchinos, quienes, después de examinar la oferta sobre el terreno, deciden rechazarla. Ante esta negativa, Mons. Alvarado recurre al nuncio Mons. Cortesi en demanda de consejo.
Éste le sugiere entregar el templo a los misioneros redentoristas, cuya forma de trabajo conocía ya desde Europa y, sobre todo, en Colombia y Ecuador.

El mismo nuncio se encarga de escribirle al Cardenal Gasparri pidiéndole establezca contactos con el superior general de los redentoristas, P. Murray, con la intención de hacerle comprender las ventajas que podrían resultar para la congregación de introducirse en Venezuela. El superior general remite el asunto al P. Nicanor Mutiloa, superior provincial de España. Al principio, el P. Mutiloa pensó enviar como inspectores personales de la propuesta a algunos padres redentoristas españoles residentes en México. Sin embargo, ante las facilidades ofrecidas por el Sr. Obispo de Barquisimeto, tanto en orden a las primeras bases de la fundación como respecto al viaje desde España de los primeros redentoristas destinados a Venezuela, el P. Mutiloa decide dar curso de inmediato a la fundación, presentando el 1 de junio de 1924, en una carta las condiciones de aceptación de la propuesta. El 20 de agosto el Sr. Obispo, por medio de su vicario, contesta con otra carta en la que específica los puntos a los que se compromete la diócesis al recibir a los misioneros redentoristas.


Sobre esta base el P. Mutiloa nombra en enero de 1925 a los tres primeros redentoristas que se embarcarán para Venezuela: los PP. Andrés Álvarez y Esteban Arce y el H. Rafael Nebot. El 15 de febrero zarpan de Cádiz, en el vapor español "Buenos Aires". El 12 de marzo atracan en la Guaira, donde son recibidos por el vicario de Brquisimeto, Mons. José de Jesús Crespo. El 14 llegan a Barquisimeto y se alojan en el palacio episcopal hasta el 24, día en que se trasladan a una casa alquilada cerca del templo de San José. En esta casa vivirán hasta el 3 de febrero de 1927, fecha en que se instalan en residencia propia adosada al templo. La erección canónica de esta primera casa fundada en Venezuela tiene lugar el 23 de octubre de 1925. Como era natural, a esta primera comunidad redentorista de Venezuela, le corresponde también el haber dado la primera misión popular redentorista en dicho territorio. Se celebrará precisamente al sur de la ciudad de Barquisimeto, en el antiguo templo de Nuestra Señora de Juan de los Lagos, del 2 al 11 de enero de 1926. Sin embargo, la primera campaña misional continuada comenzará en Aroa, Estado de Yaracuy, el 18 de enero de ese mismo año, durando dicha campaña hasta el mes de julio. Cuatro décadas más tarde de su fundación, se erige la iglesia de San José como parroquia, el 2 de agosto de 1964. 8tomado de la pagina web de la parroquia San Jose)

jueves, 21 de agosto de 2014

LA EDUCACION EN BARQUISIMETO

COLEGIO LA SALLE
EL ANTIGUO COLEGIO FEDERAL.
(TEXTO TOMADO DEL DIARIO EL IMPULSO)
En 1842 se abre el Colegio Nacional de Barquisimeto. En 1869 se funda el Colegio Wohnsiesdler que lamentablemente sólo existió catorce años, porque por causa de una epidemia de fiebre amarilla hubo de cerrarse. De este siglo también es el Colegio Yépes. En ese mismo año, el 3 de octubre de 1869 se inauguró en Barquisimeto el primer Seminario que tuvo por nombre San Agustín, cambiando de nombre en 1901 cuando se llamó Santo Tomás de Aquino, hasta que en 1936 tomó por nombre el de Seminario de la Divina Pastora, que es el que tiene hoy. Entre los primeros maestros que tuvo Barquisimeto son de recordación, José Ignacio Tinedo, Juan Ortiz de Gabantes, José Francisco Fortoul, Pastora Arévalo, María Isabel Tovar, José Marcano Yépes, Domingo Fernández y José María Ralderiz. En 1874 Barquisimeto tenía trece escuelas de varones con 518 alumnos y seis de hembras con 234 alumnas. Para 1884 se abrió en Barquisimeto el Colegio Federal de Primera Categoría. El primer Colegio importante de Barquisimeto en el siglo XX, fue el de la Inmaculada Concepción, fundado en 1904, regentado por las Hermanas de San José de Tarbes, de origen francés. El 9 de enero de 1913 llegan a Barquisimeto los Hermanos de La Salle y el Colegio se inició el 17 de febrero de 1917. Para 1923 existió en la ciudad el Liceo Lucrecia García y una Escuela Nocturna de Comercio para varones. Dirigida por la gran educadora Casta J. Riera en 1937 se fundó la Academia Comercial Mosquera que formaba secretarias con conocimientos de mecanografía y taquigrafía. En 1942 se abrió otro Colegio regentado por monjas con el nombre de María Auxiliadora. A partir de 1944 existió en Barquisimeto la Escuela Artesanal Lara, más tarde Escuela Técnica Industrial, que funcionó hasta 1969. Varios institutos de educación secundaria fueron abriéndose entre ellos en 1953 el Colegio Javier de los Padres Jesuitas y el Liceo Lisandro Alvarado en 1956. También tienen su historia los Liceos Mario Briceño Iragorry y el Rafael Villavicencio. En 1962 se abrió el Centro Experimental de Estudios Superiores (Cedes) que venía a cubrir un gran vacío, pues desde 1902 Barquisimeto carecía de institutos de este nivel. Los estudios a nivel universitario comienzan a desarrollarse a partir de la década de los años setenta del siglo XX con la apertura de la Universidad Lisandro Alvarado. Seguirán después el Pedagógico de Barquisimeto, la Universidad Nacional Experimental Politécnica, la Universidad Politécnica Territorial Andrés Eloy Blanco, el Tecnológico Antonio José de Sucre, la Universidad Yacambú, la Universidad Fermín Toro, la Unefa, el Iutirla, la UPEL y tienen también extensiones la UCV y la Unica. Los autores Rafael Domingo Silva Uzacetgui, Telasco A. Mac Pherson y Adolfo Dollero nos fueron de gran utilidad para este análisis de la educación en Barquisimeto.


EL LICEO LISANDRO ALVARADO EN SUS "NUEVAS INSTALACIONES"
Seminario Divina Pastora, ahora Liceo Coto Paul (hacia 1960)




COLEGIO INMACULADA CONCEPCION



martes, 8 de julio de 2014

PUENTES DE BARQUISIMETO

PUENTE DE STA. ROSA EN DIRECCION CABUDARE A BARQUISIMETO











EL PUENTE BOLIVAR
 
Conocido originalmente como el puente de la Santísima Trinidad, su construcción se concluyó el año 1806. El alarife que ejecutó los trabajos se llamaba Bartolomé Rodríguez. Fue director de la Obra Don José Álamo y recibió la cantidad de 1.540 pesos de las reales rentas, para ejecutar la obra, mandados a entregar por la audiencia de Caracas el 17 de enero de 1805.
PUENTE BOLIVAR


jueves, 3 de julio de 2014

OBELISCO


EL OBELISCO DE BARQUISIMETO
Una de las estructuras arquitectónicas de gran simbología en el mundo entero, las constituyen los obeliscos. Sus orígenes se remontan a la edad dorada del imperio egipcio. Sus formas eran cuadradas, de manera cónica, y en forma de aguja piramidal en el final de su parte superior y eran estructuras hechas de una sola piedra.
Las características de los obeliscos egipcios, o lo que originaron su realización, fue el dejar testimonio de importantes acontecimientos ocurridos. En este orden de ideas, en el mundo entero se siguieron levantando obeliscos en conmemoración a fechas, acontecimientos, y demás sucesos de especial significación.
De tal manera, cuando nuestra querida ciudad crepuscular cumple sus cuatrocientos años, Barquisimeto convulsionó revolucionariamente a todo su conglomerado, haciendo que la trascendencia y proyección de esta celebración se extendiera fuera de nuestras fronteras locales, contagiando el entusiasmo de los nativos a casi todos los rincones del territorio nacional.
El gobierno de entonces donde jugaba papel protagónico el General Marcos Evangelista Pérez Jiménez, decreta la celebración de la fecha aniversaria por resolución nacional, el 14 de Septiembre, según propuesta presentada por el Centro de Historia Larense, conjuntamente con la junta Pro-Cuatricentenario y avalada por la Academia Nacional de la Historia.
El plan contempló todo un despliegue de actividades, inauguraciones, nuevas estructuras, discursos, recitales, conferencias y demás hechos, económicos, sociales y culturales.
Por aquellos días los hombres más notables de la ciudad, dieron lo mejor de si en aras de hacer en Barquisimeto una ciudad a la par de las prósperas y desarrolladas que en el mundo existían en esos momentos.
Se levantan una serie de obras de obras e infraestructuras de servicio público que hoy siguen dando atención a la colectividad y que en cincuenta años no han podido ser mejoradas y mucho menos superadas. Fue así que aquel acontecimiento que llenaba las líneas de los diarios nacionales, noticieros y la atención del conglomerado nacional, dejó testimonio de ello.
El plan no solo contemplaba la realización de la estructura, sino también de un complejo y moderno distribuidor que unía a las principales avenidas de la ciudad, como la av. Rotaria, La Libertador, Pedro León Torres, entre otras. con lugares para una posible estación de metro, y de esparcimiento. Sin embargo, por falta de recursos, el complejo se resumió a solo la construcciónn de dicho monumento y la del elevado.

Así como los egipcios dejaron testimonio de sus grandes acontecimientos históricos o mitológicos, en un Obelisco, nuestro Obelisco. Como los egipcios que los colocaban a la entrada de los palacios, templos y plazas, nuestro obelisco se levantó en la entrada de la ciudad hacia el Oeste, al inicio de la av. Florencio Jiménez y así como los obeliscos egipcios eran elaborados con una sola piedra, el nuestro se construyó en una sola estructura de concreto armado, constituyendo en esa fecha la obra de este tipo mas alta de Venezuela entera.
Como los egipcios grabaron sus jeroglíficos dejando testimonios escritos de la significación de sus obeliscos, el nuestro, el barquisimetano, luce una enorme placa, que destila su leyenda de significación de esta obra, símbolo de barquisimetaneidad, de ser barquisimetano, es el eje del tiempo que se detuvo para la posterioridad a través de la obra que se encuentra enclavado en el corazón del genuino nativo.
Más de cuatro décadas lleva levantado este gran monumento que conmemora los 400 años de la fundación de Barquisimeto. Conocido popularmente como el obelisco, fue construído en 1952 por el ingeniero Rafael José Raga; es una estructura de concreto y acero de 75 metros de altura y provista de ascensor. Es el símbolo mas representativo de la ciudad.








en plena construccion

SOLO CINES.

CINE LIBERTADOR LUEGO DEL INCENDIO

CINE ALTAGRACIA


LAS ARENAS



CINE CONCORDIA

CINE FLORIDA

CINE LARA

CINE LARA




CINE IMPERIO


CINE RIALTO
Ubicado en la calle 29 entre avenida 20 y carrera 21. fue fundado en 1929 bajo el nombre Cine Libertador, su primer dueño fue Santiago Mariño o Murillo y estaba administrado bajo la empresa valenciana Cine Mundial.
No mucho después de su apertura, es arrasado por un incendio de causas desconocidas en 1931, más tarde su fachada es reconstruida y pasa a convertirse en una Escuela de Artes y oficios, Escuela de Música y El instituto de Enseñanzas Especiales.
Ya para 1943 el edificio es re condicionado para volver a funcionar como sala de cine y se reabre bajo el nombre de “Teatro Rialto” con Gustavo Murillo como nuevo dueño. Su primera función bajo el nombre de “Rialto” fue la adaptación mexicana de Doña Bárbara (pelicula de 1943) de Fernando de Fuentes.
Desde los años 60 hasta el 2013 mantuvo como dueños a la familia Fernández, primero a manos de Manuel Fernández (que fue dueño de otros cines de Barquisimeto como el Cine Florida y el Cine Altagracia), luego a su hijo Luis Manuel Fernández.
Fue remodelado dos veces con la llegada de los “multicines” y aun así logro mantener su fachada original, la primera vez en 1999 adicionándosele dos salas y nuevamente otras dos en el 2007, llegando a tener un total de 5 salas. Durante este periodo cambio de nombre a "Multicine Rialto".
En el 2013 el terreno es vendido a unos inversionistas extranjeros y cesa sus funciones en noviembre del mismo año. Se mantuvo en funcionamiento de forma casi interrumpida durante 70 años.



CINE RIALTO